Sorprendente noticia en The Daily Telegraph: Lizzie Velasquez vive en Austin (Texas) tiene21 años y debe comer, más o menos cada 15-20 minutos para poder sobrevivir, a pesar de ello tiene un peso de 25 kilos. No es anorexia, es una rara enfermedad que aunque coma mucho no gana peso. Consume unas 6-8.000 calorías, y hace unas 60 comidas diarias.
Este caso ha revolucionado la medicina, y hay un equipo de investigación en Dallas que ya han diagnosticado esta enfermedad como el Síndrome Progeroide Neonatal. 

Desde pequeña fue animada para que consumiera cantidades enormes de comida como única posibilidad de superviviencia, pues los médicos no le daban mucha esperanza de vida. A los 8 años consiguió llegar a los 27 kilos que intenta mantener con todas sus fuerzas desde entonces.

“Puedo comer porciones de patatas fritas, dulces, chocolate, pizza, pollo, pasteles, rosquillas, helados, fideos y tartas durante todo el día y me molesto bastante cuando la gente me acusa de ser anoréxica. Me peso regularmente y si estoy ganando incluso unos gramos me emociono”.

En septiembre publicará un libro donde recogerá sus experiencias y pensamientos.

Si le ha gustado este post, asegúrese de suscribirse a mi RSS feed!
http://noticiasorprendentes.com/wp-content/uploads/2012/12/047.jpghttp://noticiasorprendentes.com/wp-content/uploads/2012/12/047-150x150.jpgJLRiomuertesvídeoscomida
Sorprendente noticia en The Daily Telegraph: Lizzie Velasquez vive en Austin (Texas) tiene21 años y debe comer, más o menos cada 15-20 minutos para poder sobrevivir, a pesar de ello tiene un peso de 25 kilos. No es anorexia, es una rara enfermedad que aunque coma mucho no gana...