Stephen Hawking, de 68 años, es el astrofísico más conocido del mundo. Padece desde los 22 años esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad degenerativa, está paralizado en una silla de ruedas, y utiliza un sintentizador de voz y un ordenador para comuncarse. En abril afirmaba que tenía la certeza de que los extraterrestres existían, pero nos aconsejaba no contactar con los extraterrestres por el peligro que pueden tener.

Hawking ve un futuro muy negro para La Tierra, afirma que en los próximos 200 años es muy fácil que se produzca una gran catástrofe, ve una vía de escape, y ésta se encuentra en el espacio. Por lo tanto si no abandonamos nuestro planeta, la raza humana se extinguirá.
Éstas han sido sus palabras: “Veo grandes peligros para la raza humana”. “Ha habido varias ocasiones en el pasado en que su supervivencia ha estado en juego. La crisis de los misiles en Cuba fue uno de estos momentos. La frecuencia de este tipo de ocasiones parece que crecerá en el futuro”.
“Pero soy optimista. Si conseguimos evitar el desastre los próximos doscientos años, nuestra especie estará a salvo, siempre que nos esparzamos por el espacio”. “Hemos hecho progresos destacables en los últimos cien años. Pero si queremos continuar los próximos cien, nuestro futuro está en el espacio”.
Lo cierto es que si uno de los científicos más inteligentes nos avisa de que estamos acabando con nuestro planeta, hay que pararse un poco a pensar, y a analizar qué es lo que estamos haciendo mal. Si la única solución que tenemos es colonizar nuevos espacios para evitar el fin de La Tierra, muy mal está la cosa, porque el plazo de 100 años creo que se queda un poco corto.
Esta noticia ha salido esta semana en internet en el sitio Big Think.
Si le ha gustado este post, asegúrese de suscribirse a mi RSS feed!
http://noticiasorprendentes.com/wp-content/uploads/2012/12/hawking.jpghttp://noticiasorprendentes.com/wp-content/uploads/2012/12/hawking-150x150.jpgJLRioastronomíaextraterrestresextinción,stephen-hawking,tierra
Stephen Hawking, de 68 años, es el astrofísico más conocido del mundo. Padece desde los 22 años esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad degenerativa, está paralizado en una silla de ruedas, y utiliza un sintentizador de voz y un ordenador para comuncarse. En abril afirmaba que tenía la certeza de que...