Familia rusa aislada 40 años

FamiliaRusa Familia rusa aislada 40 años

Una familia rusa aislada 40 años, sin contacto con el exterior.

No tuvieron conocimiento ni de la Segunda Guerra Mundial.

En 1936 la familia Lykov, por temor a los bolcheviques, decidió escapar a la taiga rusa. Un lugar inhóspito, con una tierra muy pobre para cultivar y escasez de animales que cazar. Con un invierno que abarca de septiembre a mayo, en donde la temperatura media no es extraño que sea de -30 grados, ahí es donde encontraron su hogar.

En 1978 una expedición de geólogos los encontraron, sobrevolaban la zona, en teoría desierta, cuando desde el cielo vieron unos surcos lineales que solo podía ser obra de la mano del hombre. Eran las zonas de cultivo de esta familia. Hasta allí acudieron, para saber quien podría estar viviendo en ese paraje tan desierto, a 240 km. de la zona poblada más cercana.

Se encontraron con un viejo, descalzo y con la ropa toda remendada, salvados los primeros momentos de incertidumbre los invitó a su hogar. Allí estaba su mujer, y sus dos primeros hijos con los que había llegado a aquella tierra, entonces los niños contaban con 9 y 2 años. Pero no finalizaba ahí el recuento familiar, luego de residir allí había tenido dos hijos más, Dimitri y Agafia. Estos dos, claro está, no habían visto jamás nada del resto del mundo, solo conocían algo de lo que les contaba sus padres. Cada miembro de la familia poseía unas habilidades específicas que les había servido para sobrevivir en ese tremendo paraje.

En estos años no se habían enterado de que hubiera una Segunda Guerra Mundial, y cuando les narraron que el hombre había llegado a la Luna, no se lo tomaron en serio. El único contacto que habían tenido con las nuevos avances, es que alguna noche, veían luces pasar en el cielo oscuro.

Al poco de descubrir esta familia rusa, algunos de sus componentes fueron muriendo. La mujer murió al poco tiempo, y le siguieron tres de sus hijos. El padre murió 27 años después de su mujer, pero todavía permanece con vida la pequeña Agafia, que claro, ya es una señora. Que se niega a abandonar la taiga, su hogar de toda la vida. En ocasiones le traen en helicóptero provisiones, para hacerle más placentera, si cabe, su estancia en aquel lugar.

NiñaRusa Familia rusa aislada 40 años

Si le ha gustado este post, asegúrese de suscribirse a mi RSS feed!

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *